SALSA ROQUEFORT ¿QUé ES Y CóMO HACERLA?

Ingredientes

  • 150 g. de nata líquida para cocinar o para montar 35% MG
  • 150 g. de queso Roquefort
  • Ramas de tomillo (opcional)
  • Pimienta negra recién molida (un toque, al gusto de casa)

Increíblemente conocida y por norma general acompañando al entrecot o a la pasta, hoy os traemos la salsa Roquefort.

Si por algo es conocida Francia es por la enorme variedad que ofrece de quesos. Allí existen más tipos de queso que días tiene un año y el roquefort es uno de ellos. Constituye uno de los quesos azules más famosos del mundo y después van el gorgonzola y el cabrales ya que está hecho en las cuevas de una ciudad francesa llamada Roquefort. La leche con la que se consigue ese sabor tan intenso es de oveja y, como su propio nombre indica, con él elaboraremos la salsa roquefort.

Esta versión es relativamente sencilla ya que únicamente debemos utilizar tres ingredientes. Es así de sencilla porque es la receta que se utiliza en las casas y hogares del país, y además no requiere excesivo tiempo. Existen recetas de esta salsa que son considerablemente más elaboradas llevadas a cabo por chefs muy virtuosos en los restaurantes y es por eso por lo que las dejaremos para los expertos.

A esta receta le hemos añadido un pequeño toque de tomillo que suele darle ese matiz especiado y que, a nuestro parecer, aporta un resultado increíble. En el caso de que no sea de tu preferencia o simplemente, no tengas tomillo en casa, puedes dejarlo a un lado. Y ahora, ¡manos a la obra y a disfrutar!

Preparación de la salsa Roquefort

  1. Pondremos en un cazo la nata líquida y el queso Roquefort lo más desmigado posible. El queso roquefort se desmiga aplastándolo con el tenedor. Si quieres, ahora es el momento de añadirle las ramas de tomillo fresco.
  2. Después, pondremos el cazo a fuego medio y una vez que veas que va a comenzar a hervir, lo pondremos a fuego bajo con el fin de que el queso se funda a la perfección. Es importante que removamos cada cierto tiempo para colaborar con la integración de la nata con el queso.
  3. Debemos vigilar la salsa ya que si rompe a hervir puede llegar a perder cremosidad y se corte. Cuando hayan pasado 5 minutos añadimos la pimienta al gusto y sacamos las ramas de tomillo, en el caso de que lo hayas incluido en la receta para la presentación.

Consejos para una salsa Roquefort de rechupete

  • Al mismo tiempo, esta receta tiene como protagonista al queso roquefort, pero si te apetece probarla con otro tipo de queso, sólo elige uno que funda bien y te saldrá otra salsa fantástica.
  • Por otro lado, es importante que sepas que la receta no incluye sal ya que el queso le aporta esa acidez y será el que tape al resto de sabores. Igualmente, los quesos de por sí ya llevan una buena cantidad de sal.
  • Otro apunte respecto a los tipos de nata que se nos presentan en el mercado. Es importante que sepas, que aquellos que traigan menos del 20% de materia grasa, harán que nuestra salsa quede más líquida.
  • Si decides emplear “nata para montar”, esta suele contener un 35 % aproximadamente de materia grasa y es por eso que, una vez que se enfríe la salsa, espesará y será la idónea para mojar verdura en bastones. (Se recomiendan las zanahorias, sobre todo).

2023-03-21T12:15:07Z dg43tfdfdgfd