CóMO HACER PAN FáCIL. ESPECIAL NOVATOS PANARRAS

Ingredientes

  • 310 g. harina de fuerza W220, harina 000 o harina de trigo con 11,5 - 12,5 % de proteínas
  • 175 g. agua tibia (no muy caliente)
  • 20 g. aceite de oliva virgen extra suave
  • 15 g. levadura fresca de panadería o 5,5 g. de levadura seca de panadero
  • 8 g. de sal

Para los cocinillas como yo, uno de los retos más complicados es, sin duda, hacer pan en casa. En realidad es algo que está al alcance de cualquiera si conocemos una serie de fundamentos necesarios y debemos poner en práctica.

Los tiempos de amasado, la temperatura del horno, el fermento de la masa, son puntos delicados y que debemos controlar si queremos conseguir un pan digno del panarra más exigente. Aun así, hacer pan en casa y no quedarse en el intento, es posible.

La receta de pan que os presento hoy es un ejemplo de cómo hacer para conseguir un pan casero resultón y muy sabroso, un pan milagro. Es perfecta para iniciarse en este fantástico mundo del pan casero y hará que le cojamos gusto a este tipo de masas. Diría que es incluso más fácil que nuestro pan de molde casero o el pan de maíz, con amasados muy livianos y sin complicaciones.

Sin complicaciones, ni amasados largos, ni tiempos eternos en los que estar pendientes de la masa, ni proporciones complicadas ni nada que se le parezca, podemos conseguir nuestro primer pan casero con un resultado más que aceptable. El resultado es un pan de miga jugosa y corteza crujiente, que no podréis dejar de comer recién hecho. Os aseguro que está de rechupete y durará mucho más de un asalto.

Para más adelante podemos dejar el preparar panes más perfectos y duraderos en el tiempo, pero la experiencia de este pan es casi un milagro. Muy fácil de preparar, sin trabajo ni complicaciones, todo una experiencia sabrosa y panarra. Y si después de pensar en esta receta, vas al supermercado y no encuentras ni levadura de panadería ni harina de fuerza, no te desanimes... tenemos varias recetas en el blog que podéis hacer con levadura química tipo Royal y harina común, este pan casero también sale muy bien.

Preparación de la masa para nuestro pan fácil

  1. En un bol incorporamos la harina y hacemos un hueco en el centro. Añadimos la mita del agua, sal y el aceite de oliva virgen extra. Con una cuchara de madera comenzamos a integrar los ingredientes. Diluimos la levadura de panadero en el resto del agua y añadimos a la futura masa. Es aconsejable no mezclar al mismo tiempo sal y levadura.
  2. La sal puede perturbar seriamente la acción de la levadura durante el proceso de fermentación. El nivel deseable de sal en masas de pan va desde 1,75% a 2,25%. En este caso hemos optado por 8 gramos para que no afecte el proceso de levado y a su vez añada el sabor necesario.
  3. Comenzamos a amasar los ingredientes en el mismo bol hasta que formemos una bola. Pasamos la masa a una superficie de trabajo y continuamos amasando. Trabajaremos la masa durante unos 10 o 12 minutos.
  4. Elegimos el recipiente que llevaremos al horno y lo espolvoreamos con harina. Colocamos la bola de masa y la pintamos con un poco de aceite de oliva virgen extra. Con un cuchillo afilado hacemos unos cortes en la superficie de nuestra masa y la espolvoreamos con harina. Este pan no va a tener reposo al estilo de otros panes, pues va a levar en el horno. Lo explico a continuación.

Humedad en el horno. Agua

  • Vamos a poner un recipiente que aguante el horneado con agua, con un cuenco es suficiente. Porque el horneado de tener algo de humedad, ese vapor es crucial para crear un alto porcentaje de humedad en el horno. Esto hace que el pan aumente de volumen, que tenga una coloración y un brillo especial en la corteza. Lo metemos en el horno frío.

Horneado y presentación final del pan fácil

  1. Encendemos el horno a 220º C con calor arriba y abajo. Es decir precalentamos el horno.
  2. Veréis que es muy fácil. Vamos a hornear 40 minutos dentro del Pyrex o cuenco apto para horno y otros 25 minutos fuera de él (para dorar el pan y que quede bien bonito). Os lo cuento a continuación.
  3. Dejamos la masa del pan que tenemos en el Pyrex o cuenco apto para horno (tapado con papel de aluminio, podéis ver las fotos del paso a paso) en la bandeja central durante unos 40 minutos. Aquí es donde va a crecer nuestro futuro pan, sería como el reposo que no ha tenido fuera del horno.
  4. Al cabo de estos 40 minutos retiramos la tapa de papel de aluminio de la masa del pan y volvemos a meter al horno durante 25 minutos más. Al retirar el papel veremos que la masa ha crecido pero que aún está sin cocer. Pasados los 25 minutos tendremos el bollo de pan cocido y ligero.
  5. Lo retiramos del horno y lo dejamos que se enfríe antes de disfrutarlo. Si os entusiasma el mundo panarra pero no os atrevéis porque os parece muy difícil, podéis empezar por esta receta.

Próximamente iremos subiendo el nivel para que podáis ir haciendo otros panes con distintas técnicas, incluso con masa madre o con poolish. Atentos a la sección de recetas de pan.

Podéis ver todas las fotos de la receta en el paso a paso de la receta de pan fácil. Si tenéis dudas seguid la fotos y os saldrá un pan perfecto.

[flickr n="1" set="72157713765978112"]

2022-03-16T18:11:12Z dg43tfdfdgfd